19 de mayo de 2012

Las que no damos teta también somos madres

Este es un tema que me toca mucho la moral.

Desde que me enteré que estaba embarazada (incluso antes), tenía muy claro que quería darle el pecho a mi hijo. Por cosas de la vida al final no pudo ser así por varias razones: al ser cesárea de urgencia con anestesia general, lo primero que notó mi hijo en la boca fue una tetina de biberón, donde no tenía que hacer esfuerzo apenas porque la leche salía sola prácticamente; lo ponías al pecho a hacer succión y decía que tururú, que él quería lo cómodo. A esto le añadimos que yo tengo el pezón plano, y por lo que me dijeron en el hospital es muy difícil que agarren el pecho, aunque no imposible. Por más que ponía al niño al pecho, aquello ni p'atrás ni p'alante. Intentaba estimular el pezón para que saliera, pero no había forma, yo creo que se me juntaban nervios, desesperación, ansiedad... emociones por un tubo, y eso unido a un calorazo que hacía en el hospital, que ni poniéndome una botella de agua fría aquello reaccionaba. Ni con ayuda de las enfermeras el niños quería colaborar! Ni con pezoneras, ni con el sacaleches, ni dejándolo horas sin comer para ver si a la desesperada se enganchaba... pero qué queréis que os diga, yo a mi hijo no lo iba a matar de hambre, así que no me quedaba otra que enchufarle biberón, muy a mi pesar. Y era un berrinche tras otro cada vez que lo intentábamos, así que los llantos del peque no me dejaban tranquilizarme, no ayudaban para nada. Me dijeron que lo siguiera intentando en casa, más tranquila, en mi ambiente, que estuviera a solas con mi niño y que casi seguro así lo conseguiría... ni de coña. Lo estuve intentando como tres meses, pero no hubo forma. Terminé desistiendo. El niño se acostumbró al biberón desde el primer día y me dijo que la teta pa mí. Pensé en ir a un grupo de lactancia, pero ya tenía todas las esperanzas perdidas y la moral hundida, así que pasé.

Luego vienen las miradas y los comentarios de los demás. Incluso los reportajes, como el de la revista The Times. Lactancia materna por todos lados. Me parece muy bien y respeto que se apoye y se intente inculcar a toda costa, pero no se da cuenta la gente de que puede llegar a hacer daño a las que no hemos podido hacerlo? Ya no hablo de las que no han querido hacerlo, sus motivos tendrán (y son igual de respetables), si no las que por problemas no hemos podido. Tan mal visto está que se le de biberón en vez de teta? Yo me veo igual de madre que cualquier otra, la diferencia es que para l@s demás parece no ser así.

Todo esto ha venido a un texto que he visto por internet, que la verdad me ha gustado mucho, porque habla de las madres que dan biberón, y dan consejos. Por fin me he sentido a gusto y muy identificada leyendo algo sobre la lactancia. Os dejo con él:

¿Qué puedes hacer cuando no puedes darle el pecho a tu bebé?

Existe un momento que resulta difícil para algunas madres cuando saben que no podrán dar el pecho a su bebé. La lactancia materna se ha idealizado tanto a nivel social, que en parte, produce dolor el hecho de tener que recurrir al biberón durante los primeros meses. ¿Qué hacer en ese caso para sobrellevar el tema de la mejor forma posible?

1. En primer lugar, asumir la situación con mucha madurez emocional y con sensatez. Por suerte, no se trata de nada grave, ya que el niño, crecerá igualmente sano y fuerte.

2. No te culpes por ello, ya que no tiene nada que ver con tu voluntad. Existen muchos elementos que caen fuera del campo de acción de una madre. En ese caso, lo mejor es aceptar los acontecimientos tal y como son. Sin mayor dramatismo y sin hacer una tragedia de algo que no lo es.

3. Pregunta todas tus dudas al especialista y quédate tranquila.

4. Comparte tus sentimientos con una persona de confianza, por ejemplo, con tu pareja. Dile cómo te sientes.

5. Analiza todas las ventajas que te aporta el biberón. Por ejemplo, es más fácil dar el biberón al niño en los planes de ocio con otros amigos que darle el pecho. Por otra parte, gracias al biberón, otras personas también pueden implicarse en la alimentación del bebé, por ejemplo, el padre y los abuelos.

6. Tu vínculo con tu niño será igual de fuerte aunque no puedas disfrutar de la lactancia materna. Comparte tiempo con él, cógele en brazos, léele un cuento cada noche antes de acostarle, abrázale, quiérele mucho, háblale...

7. No te compares con otras madres que sí que pueden dar el pecho a su bebé. Cada situación es diferente y cada caso también lo es.

No sé quién lo ha escrito, porque lo he encontrado en una página de Facebook y no tenía créditos, pero la verdad que me ha levantado mucho el ánimo. Por fin alguien que habla bien de la lactancia artificial y no la pone como si estuvieses cometiendo un delito.

Lo único que tengo que decir es, que aún con leche artificial, mi hijo se está criando sano, fuerte y precioso, y yo soy la madre más feliz del mundo. Y estoy segura de que mi hijo me querrá como a nadie.


Este post va dedicado a todas las madres que, como yo, damos el biberón a nuestros hijos. Si os sentís mal, ya sabéis que no tenéis motivos! Mirad a vuestr@ pequeñ@ y disfrutad cada momento de él, porque el tiempo pasa muy deprisa.

26 comentarios:

  1. Yo le he dado el pecho a mis dos hijos, apoyo la lactancia materna pero defiendo sobre todo que cada mujer elija lo que cree más conveniente para ella y para su bebé. Por suerte ni la lactancia materna ni la lactancia artificial son la única opción, y no se es mejor o peor madre por elegir una u otra porque criar a un bebé no es solo alimentarlo.
    Realmente pueden ser muy diferentes las circunstancias y el entorno de una madre y otra, yo por ejemplo soy el bicho raro por darle el pecho a mis hijos, he tenido que acudir a un grupo de lactancia para sentirme apoyada porque en mi entorno (mis amistades, mi familia, mi trabajo) la opción de todas las que son madres ha sido el biberón y siempre he tenido que aguatnar ser tachada de hippie, esclava, sacrificada y demás cuando yo soy una persona normal y darle el pecho a mis hijos no han supuesto sacrificio sino placer. Mis comienzos no fueron fáciles, yo tuve un buen parto pero por h o por b no me pusieron al niño piel con piel al nacer, cuando me lo puse a las 2 horas de nacer no me cogía el pecho porque al igual que tú tengo el pezón planísimo, tuve un día plagado de visitas que no me dejaron intimidad para dedicarme a mi hijo, cuando conseguí que se me enganchara tuve unas grietas que me hicieron pasar mucho dolor... y se que otra en mi lugar hubiera desistido pero yo soy cabezona y realmente quería dar el pecho, así que bueno, conseguí vencer las incomodidades y lo sacamos adelante. He he tenido y tengo que aguantar muchos comentarios y muchas comparaciones realmente odiosas, consejos no pedidos, que me hablen como si fuera tonta o peor, como si estuviera loca, como si dando el pecho a mis hijos quisiera matarlos de hambre. COmo ves, hay gente para todo, y no siempre una mamá que da el pecho está considerada la mejor madre del mundo.
    Con esto te quiero decir que no es malo luchar cuando quieres algo, así como tampoco es malo no luchar por algo que no te satisface, te bloquea y te hace infeliz. Cada una tiene que buscar su camino en la maternidad y ser feliz con ello, elija lo que elija, lo que digan los demás es lo de menos.

    ResponderEliminar
  2. Y después de todo esto, me alegro que este texto te haga sentir mejor pero yo personalmente no estoy de acuerdo con él:

    1. si no quieres o no puedes dar el pecho no hay que asumir nada, no es una enfermedad; es tan fácil como intentar disfrutar con la decisión que has tomado porque de ninguna de las maneras haces mal a tu hijo.

    2. Tienes derecho y libertad de elegir si quieres dar el pecho o el biberón, y de ninguna manera debes sentirte culpable auque sea una decisión tomada porque sí.

    3. Por desgracia los especialistas son un mito, a mí nadie me ayudó con la lactancia, en el hospital ni me preguntaban si mi hijo comía y he tenido que aguantar que un pediatra me tachara de mala madre por no darle a mi hijo mi primer danone con 4 meses, y cuando le dije que con 9 meses aún le daba el pecho se rió de mí. Sigue tu instinto y sobre todo tu corazón, pues no te fallará.

    5. Las ventajas son según se mire, pues yo he tenido y tengo mucha más vida social dando el pecho a mis hijos que mis amistades que han optado por el biberón, pues yo nunca he tenido que irme por no traer la toma preparada; sobre la implicación en la alimentación, puede que el pecho convierta a la madre en la única persona responsable de su alimentación, pero por suerte un bebé necesita muchas más cosas que alimento y son muchos los momentos en los que el padre o los abuelos pueden implicarse.

    Si es que realmente las cosas son fáciles o sencillas dependiendo en primer lugar de tu bebé, pues no todos son iguales y así como hay bebés muy tranquilos que no dan apenas trabajo también los hay que son demandantes, pero lo son independientemente de que des pecho o biberón, y en segundo lugar de cómo tú te plantees las cosas, pues hay quien se ahoga en un vaso de agua con la lactancia, hay quien no se atreve a dar el pecho fuera de casa o en público, por lo mismo que hay quien vive esclavo de un rejoj cada 3 horas para dar un biberón.

    De verdad, tomes la decisión que tomes, hagas lo que hagas, des el pecho o el biberón, lo importante es disfrutar de tu bebé y de lo que la maternidad te ofrece, sobre todo porque es algo que dura tan poco tiempo que luego te arrepientes de haber pasado ese tiempo preocupándote por cosas que, en realidad, no merecían tantas preocupaciones.

    No tienes que dar explicaciones si quieres dar biberón lo mismo que no tienes que darlas si quieres dar el pecho, ¿a quién le importa? yo creo que eres una madre estupenda porque buscas lo mismo que yo, darle todo lo mejor a tu bebé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Nereida! Efectivamente, cada una puede elegir qué darle a su bebé, pero a mí lo que me gustaría que, a las que damos biberón por H o por B, no nos trate la sociedad como nos trata por no dar el pecho. Mismo el otro día leí que en Estados Unidos van a poner por receta la leche artificial... me parece extremo. En fin, gracias por ser tan comprensiva, y gracias por tus palabras que tanto me gustan leer!! Dale un besote a esos dos soles que tienes de niños y otro para ti. Muack!!

      Eliminar
  3. Me he sentido muy identificada contigo porque sobre todo el principio de tu historia es muy similar a la tuya. Yo también tuve a mi bebé por cesárea y también me pusieron anestesia general. Además tengo los pezones planos y también lo primero que probó mi bebé fue un biberón.

    Quería decirte que por supuesto que eres igual de madre que que las que dan de mamar a sus hijos! No tengas ninguna duda de ello!

    Si quieres puedes leer mi historia:
    http://preparandolallegadadelbebe.blogspot.com.es/2012/04/la-historia-de-mi-parto-y-mis.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! La verdad que escuchar palabras así, aunque sea después de 8 meses, pero se agradece :) Un besote guapa!

      Eliminar
  4. Tu no sufras Lidia que yo no os di pecho ni a ti ni a tu hermana y soy la madre mas féliz y orgullosa del mundo por teneros y creo que el cariño y amor q siento por vosotas es recíproco.Asi que el gordito mas q acordarse de si le distes teta o no,lo mejor q sabra es lo mucho q lo kieres.

    TU MADRE: ANA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy que voy a decir yo de ti!!! Que aunque no me dieras teta sí es cierto que cariño y amor recibí mucho, y a mi hijo estoy intentando darle lo mismo que yo recibí! Un besote mamá, te quiero!

      Eliminar
  5. Hola guapa! No te frustres! Muchos hemos sido criados a base de biberon y mira tu donde hemos llegado. No eres mala madre ni nada por no dar el pecho y menos aun habiendo sido una circunstancia q te ha sido impuesta, por mucho que hayas luchado contra ella. Mucho animo guapa y sigue criando a ese guapeton de la misma manera que sta guapisimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria! Espero que tú a tu niña si hayas podido darle el pecho. Dale un besote fuerte a la peque de mi parte! y otro para los papis ;)

      Eliminar
  6. yo a mis dos hijos les e dado el biberon y no me arrepiento de nada, fue decision mia y las que me dice que por que no les di el pecho les dije: cada un hace lo que quere, pues eso no te fustres un bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, y me parece perfecta la decisión que tomaste, cada una hace lo que quiere!! Gracias por opinar en mi blog, un beso!

      Eliminar
  7. Para ciertas cuestiones hay muchísimos prejuicios, especialmente con el tema que comentas aquí. Hay muchas madres que ya de por sí se sienten muy mal por no poder dar el pecho y encima se topan con las recriminaciones de los demás. Aún queda mucho por andar en este sentido. Una entrada muy completa y llena de consejos. Gracias por compartirla.
    He querido dejarte un premio en mi blog, puedes recogerlo cuando quieras ;)

    http://yanethpoints.blogspot.com.es/2012/05/premio-mutante-x3.html

    Aprovecho para quedarme por tu blog
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía la de tiempo que ha pasado desde esto... no tengo perdón.

      Estoy totalmente de acuerdo, a las que damos biberón deberían tratarnos igual que a las que dan pecho, porque que yo sepa no estamos cometiendo ningún delito... estamos haciendo todas lo mismo, alimentar, criar y dar todo el amor del mundo a nuestros hijos.

      Muchísimas gracias por el premio! En cuanto tenga un ratito le dedico una entrada. Qué ilusión, mi primer premio!!! :D

      Eliminar
  8. hola Lidia! Acabo de conocer tu blog a traves otro "Preparando la llegado del bebe". No veas cómo me identifico contigo.
    Soy mami primeriza desde hace algo mas de 8 mesecillos. En mi caso tampoco pude superar con exito la prueba de la lactancia y ami, casi, me provoca un disgusto.
    Maria nacio con 3,720 kilillos y desde el ppio tuvimos problemas con el pecho. Antes de salir del hospital, como casi todos los bebes, perdio algo de peso pero continuo haciendolo los dias siguientes hasta que yo preoupada por la situacion y ya apoyandola con bibes de leche de formula, acudio a un espcialista de apgo que me confirmo que la peque staba deshidratandose y que mas valia un bibe dado con cariño que un pecho dado con dolor!
    Use pezoneras, me di masajes, tuve ppio de mastitis... nada funcionaba, el momento "tete" era un sin vivir para las dos. Cuando este buen hombre me dijo eso creo que me quite un enorme peso de encima. Que uno de los mejores pediatras de la zona me aconsejara dejar el pecho me hizo pensar que a veces, aunque se quiera no se puede, y ese era nuestro caso.
    A dia de hoy Maria ronda los 9 kilazos y esta estupenda. Come bastante bien y ya stamos con frutas, verduras con carne y dentro de nada con pescado!
    Como crecen estos peques!
    e quedo dando una vueltecilla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado leerte, porque como dices, me identifico un montón contigo! Yo también usé de todo tipo de técnicas, pero el peque era ver el pezón y ponerse a llorar desconsolado... en fin, que vaya pediatra majo tienes!! Hay que apoyar la lactancia materna pero, si no se puede, hay que apoyar la artificial. Me encanta tu pediatra porque se ve que a parte de profesional, es humano! Gracias por contar tu experiencia! Besitos :)

      Eliminar
  9. 3 meses intentandolo!!! eres una bestia, yo no hubiese aguantado ni dos semanas. Si mi niña no se hubiese agarrado al pezón, como si no hubiese mañana, yo tampoco me habría preocupado, que para algo hay leche de fórmula.

    Creo que la decisión de dar pecho o no, es muy personal y que nadie debería meterse donde no le llaman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía la esperanza de que algún día se enganchara! Pero no hubo suerte... Dicen que quien la sigue la consigue, pero en mi caso no fue así. Cierto es que nadie debería meterse en lo que los demás hacen con sus hijos, pero a la gente eso le encanta... Gracias por tu comentario!!

      Eliminar
  10. Hola Lidia! Acabo de llegar a tu rincón, y al leer este post me trajiste tantos recuerdos, las lagrimas volvieron a caer... mis peques tienen 9 y casi 5 el pequeño, con ambos tube problemas con el pecho, con ambos insiste un mes, pero bien bien brutoooo NO les di el bibi hasta el mes (controlada y aconsejada por el medico) ambos perdieron peso, pero no la primer semana TODO el mes!!! Fue un caos para ellos y para miiiii, al mes comencé con el bibi, la nena aceptaba la teta intercalada con el bibi, hasta los nueve meses. Pero, con el pequeño gordinflón... le diii el bibi y adiós la teta, era acercarlo a ella, y ponerse a llorar descontrolado, y yo con el.
    Ya no pienso tener mas, pero hoy te digo que lo que sufri, y ellos pobrecitos conmigo, no tiene sentido de ser! Yo recomiendo siempre la teta, pero si no se puede... el bibi es un excelente compañero!
    Me encanto leerte, y adelante que ese gordo te querrá mas que a nadie!!!

    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por contar tu experiencia! Yo también me he emocionado al leerte, y tu frase "adelante que ese gordo te querrá mas que a nadie!!!" es la que más me ha llenado!! :) gracias una vez más e invitada estás a quedarte por aquí. Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Hola, me ha gustado mucho tu blog, es muy bonito, me hecho seguidora de el, aquí te mando mi blog por si quieres pasarte y hacerte miembro. Gracias http://miriam844.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. bien dicho!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! no soy madre, pero me ha gustado tu post mucho

    http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. la verdad es que si se te juntaron esos problemillas el niño dijo que pa k se iba a complicar teniendo el bibe jajajaja.

    muy buen post! ánimo guapa!

    ResponderEliminar
  15. te doy toda la razón!!! a mi hermana le pasó igual que a tí y no hay que avergonzarse de nada!!! así que animo campeona que tienes un bebé lindisimo y se va a criar la mar de bien!!!

    si te apetece pasarte, te aviso que estoy de sorteo y me haría ilusión que participaras.

    Te mando un besote y mucha suerte!!!

    http://conlluviayconsolshop.blogspot.com.es/2013/01/sorteo-y-rebajas.html

    ResponderEliminar
  16. Tu niño te querrá con biberón o con teta. Yo tengo dos niños, la mayor tomó pecho sólo 3 meses y medio y después prefirió el biberón por muchos motivos... el niño 11 meses y luego no quiso más, pero no me siento más madre con uno que con otro... y las que le dais el bibe tampoco deberíais sentiros incomodadas o con remordimientos, lo importante es que el niño esté tranquilo y no sufra y si tiene hambre lo pasa mal y no es bueno ni para la madre ni para el bebé. Te doy todo mi apoyo.

    ResponderEliminar
  17. El tema de la leche materna dicen que ayuda muchisimo a los ninios, pero ultimamente se lee informacion que no se si es verdad o puro verso. Darle la leche materna al bebe previene que de grande sea tartamudo... no se....

    ResponderEliminar
  18. yo aún no soy madre así que esto me pilla un poc lejos oyeeee vuelve que escribes muy bien y me parece interesante! un besazooo

    www.mavitrapos.com

    ResponderEliminar